viernes, 17 de agosto de 2018

Llegó, por fin.

siempre soñé con mirarle
y poder sonreír.
observar todas sus partes
y  verlas tan bonitas
que no quisiera mirar a otro lado.
un día, decidí hacerlo,
y aún continúo. 
por fin construyo
ese amor propio
que hace años me costaba
abrazar como lo hago ahora.