domingo, 7 de febrero de 2010

El diario de Alice.


Como todos los domingos Alice cogió su caja roja, en ella había muchísimas fotos, cartas y regalos de gente. Siempre la cogía con una enorme sonrisa porque le encanta ver y leer cosas de su pasado, como por ejemplo ver fotos de sus amigos de la infancia los cuales quizás no vea más. Las cartas son de sus antiguos novios y de amigos que se fueron de viaje durante un tiempo y sólo se podían comunicar mediante cartas, siempre se le quedaba cara de tonta cuando las leía; aún así, seguía igual de bonita que siempre. Uno de los regalos era un diario, con el que se suele reír de las tonterías que dice, muchas tardes como ésta se pone a escribir algo en él, para que cuando pase un tiempo vuelva a aparecer en su cara una sonrisa, que es lo que siempre le aparece al leer el diario de cuando era chica.

6 comentarios:

  1. me encanta leer los diarios de cuando era pequeñas, las faltas de ortografia en hacen sonreír y las cosas que ponía hacen que me ría a carcajada limpia...

    besos desde francia

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado mucho lo que hace la protagonista del relato al regalarse unos momentos de felicidad.

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Me encanta revolver cosas que quedaron en el pasado amo leer, las cartas de mis amigas, que aún lo son. Y me llena de alegría que sigan conmigo.
    Muy bello blog, esas uñas me hacen acordar a las mias:)

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. ¡Eso mismito hago yo!


    (un mimo
    de elefante)

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado

    bonito blog
    te sigo!

    ResponderEliminar
  6. Lo bonito que es volver a pasar por los recuerdos!! Lindo!!

    ResponderEliminar

Dime si sentiste algo al leer las palabras que salieron de mis labios. Puedes conseguir que sonría.