domingo, 9 de enero de 2011

¿Tienes un poco de sal?

Tras escuchar el timbre miré por la mirilla y te vi ahí, detrás de mi puerta mirando de un lado a otro y me decidí a abrir.

-¿En qué puedo ayudarte, Marcos?
-Ehh ¿tienes un poco de sal?- dijo rápidamente.
¡Qué excusa más típica! pensé.
-Claro, pasa, siéntate aquí. -dije señalándole con el dedo el sofá-. Ahora mismo vengo.
-Gracias, aquí te espero.
Tardé segundos en llegar hacia donde se encontraba cuando vi que ya no estaba.
-Será gilipollas el tío ¿para qué cojones me pide un poco de sal si al final se acaba yendo?- dije mientras cerraba la puerta la cual (encima) había dejado abierta.

Dejé el tarro de sal sobre la mesa y me tumbé en el sofá. Cuando noté como algo me arañaba la espalda; era una nota, que decía así : << Seguramente hará unos segundos que te habrás cagado en toda mi familia por haberte molestado y encima irme sin decir nada, perdón, pero no sabía qué excusa poner para poder ser al primero que ves en el día y por ver lo guapa que estás recién levantada. No te prometo que no lo vaya a volver a hacer porque ¿sabes qué? merece la pena. Atentamente de tu vecino favorito, Marcos. >>

-Pero qué estúpido...- dije mientras sonreía.

5 comentarios:

  1. :D

    quiero que me dejen una nota!!!

    me encanto!

    ResponderEliminar
  2. Los nervios son muy malos. ;)

    ResponderEliminar
  3. jajaja
    buen vecino si señor^^

    ResponderEliminar
  4. ay que me encantaa ;)
    Ese Marcos es un tío singular sin duda, y además de todo empalagoso (vale, que, siempre digo que no me gustan los empalagosos pero ¡ah! me encantan :D)
    Ojalá me dejaran a mi una notita como esa... que le iba a dejar la sal, el azúcar y la pimienta!! Vamos, la alacena enterita :D

    Muchachos como esos tenían que existir en la realidad, y no algunas birrias que hay por ahí... XD

    Me ha encantado, en serio.
    Besos de purpurina, ali.

    P.D En la parte del sofá, cuando nota la nota (valga la redundancia) creo que sería más apropiado poner:

    Dejé el tarro de sal sobre la mesa y me estaba tumbado en el sofá cuando noté [...]

    ResponderEliminar
  5. Yo quiero que vengan a pedirme sal de esa forma =)

    ResponderEliminar

Dime si sentiste algo al leer las palabras que salieron de mis labios. Puedes conseguir que sonría.