sábado, 30 de abril de 2011

Nunca lo haré.

-No te desesperes pequeña-dijo mientras le acariciaba el pelo lentamente.- todo va a salir bien.
-Sabes que no Miguel, nada va a salir bien- de sus labios salía una voz llorona y una lágrima correteó por su mejilla.
-Calla tonta, no hables, sólo llora y abrázame.
-Miguel no te vayas nunca de mi lado por favor, porque ¿sabes qué? ya no quedan amigos como tú.
-No pequeña, nunca te abandonaré-dijo mientras la abrazaba fuerte y la besaba en la cabeza.- nunca lo haré.

6 comentarios:

  1. ójala siempre se quedé a su lado.

    ResponderEliminar
  2. las promesas no siempre se pueden cumplir :/ espero que él la cumpla (:

    ResponderEliminar
  3. que se quede a su lado, ella lo necesita. :)

    ResponderEliminar
  4. Que tierno, ojala que esa promesa haya sido cierta..

    ResponderEliminar
  5. Espero que cumpla lo que diga ..

    ResponderEliminar

Dime si sentiste algo al leer las palabras que salieron de mis labios. Puedes conseguir que sonría.