domingo, 28 de diciembre de 2014

Y de repente.

te acompaño a buscarme:
yo tampoco  me encuentro.

busco en las diferentes sábanas
en las que quise estar
y en las que estuve.

no me encuentro.

busco en los parques en los que pensé una vida
que no se hizo realidad.

no me encuentro.

busco en las calles que más recorrí,
y donde más corrí.

 no me encuentro.

te sigo acompañando,
no sé donde estoy,
y nos miramos.

te miro, confusa,
y de repente me veo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dime si sentiste algo al leer las palabras que salieron de mis labios. Puedes conseguir que sonría.