sábado, 7 de agosto de 2010

¿Quién puede?

Hay cosas que pasan y no se pueden remediar. ¿Ejemplos? veamos por ejemplo... la muerte. ¿Alguien puede remediar la muerte? que salga el valiente, que me reiré en su cara. Veamos otro ejemplo... equivocarte. Hay veces que no puedes evitar equivocarte, porque quien tiene boca, se equivoca. Pero eso sí, tras equivocarse varias veces se aprende de los errores y ya no los tendrás, pero saldrán otros y te volverás a equivocar, por lo tanto, no se puede remediar equivocarse. Más más... que no te amen por ejemplo, desgraciadamente eso le habrá pasado a muchas personas y no se puede remediar.
Que el tiempo pase ¿quién puede parar el tiempo? no seáis tramposos ¡parar el reloj no vale! ¿Qué más? hmm esa amiga nuestra, que a mucha gente le encanta, otras las odia, a veces nos deja sin planes, y nos deja un olor que a mí al menos me encanta, estoy hablando de la lluvia ¿Quién puede parar la lluvia? nadie.
Y por último ¿Quién puede remediar enamorarse? ahora digan valientes, digan.

5 comentarios:

  1. Oohh, pues en mi opinión son los cobardes, los cobardes que quieren amar pero no aman por miedo a que les hagan daño, pero les encantan ver a esa razón que nos vuelve locas, pero que segun no queremos, solamente ellos.
    Bonito blog, esta genial. Te sigo.

    ResponderEliminar
  2. El dolor es como la lluvia. Sucede. Y es natural.

    ResponderEliminar
  3. Nadie, pequeña, nadie :)

    Pueees en realidad lo he escrito tal y como me ha venido una escena a la mente,que no lo he escrito como algo mio personal, no suelo hacerlo,y no había pensado en mi padre. Pero sinceramente es un buen ejemplo! No lo habia pensado, es genial :)

    (KL)

    ResponderEliminar
  4. Nadie, y aunque haya personas que todavía no conocen lo que realmente es enamorarse.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. nadie puede evitar enamorarse y menos mal...

    igual que el olor a lluvia, nadie puede evitar que huela así...

    Te sigo, vale?

    ResponderEliminar

Dime si sentiste algo al leer las palabras que salieron de mis labios. Puedes conseguir que sonría.