miércoles, 11 de agosto de 2010

Un beso en cada semáforo rojo.


Se querían muchísimo, nunca se ocultaban nada y aunque quisieran no podían, se conocían tan bien que sabían cuando algo no andaba bien. Soñaban en poder viajar juntos, lejos de la gente y de la ciudad, sabían que algún día ese sueño se convertiría en realidad. Cada uno pensaba de una manera, cada uno era un mundo diferente. Les encantaban, poder dormir y despertar juntos pero lo que más les encantaban era darse un beso en cada semáforo rojo.

9 comentarios:

  1. me imagino la piel llena de besos por cada semaforo rojo que te encuentras...
    :)

    ResponderEliminar
  2. Que tierno! :)(

    Un beso grande!

    ResponderEliminar
  3. Yo también sueño con poder irme de la ciudad y escapar de la gente, dormir a su lado, darle un beso al despertar..
    Te sigo :)
    Un beso de menta y vainilla.

    ResponderEliminar
  4. Kiya que guay! Yo quiero hacer eso :( tiene que estar guapisimo!
    Yo tambien querría viajar y viajar..!

    un besako pa' ti bonita(L)

    ResponderEliminar
  5. Saludos cordiales.

    Dulce es estar enamorado.
    Pero...
    Mas dulce es saber mantenerse en ello.

    Atentamente
    Erick Bojorque

    ResponderEliminar
  6. Si, si, lo de los besos! Es precioso :D

    ResponderEliminar

Dime si sentiste algo al leer las palabras que salieron de mis labios. Puedes conseguir que sonría.