martes, 1 de marzo de 2011

Las palabras se las lleva el viento.

Sus últimas palabras pasean día a día por la cabeza de Helena. Odia recordar aquellas promesas que le hizo y que nunca cumplió, las cuales en su día las veía llenas de amor y ahora ni siquiera ve. No entendía el por qué de su ida ¿qué hizo mal? ¿dónde quedó esas palabras de que siempre estaría junto a ella? y ahora que lo piensa, tenía razón cuando le decía que las palabras se las lleva el viento...

10 comentarios:

  1. Se las lleva, hasta su sombra. Odio comprobar que sí, es así siempre. Pero bueno. Ya sabes el tópico.
    Cuanta razón, cielo.
    ¡Un beso! :)

    ResponderEliminar
  2. pues si las palabras se las lleva viento, .y todo lo que dices cuando estas en pareja al final si se acaba se quedan en simples palabras...

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que tiene toda la razón... las palabras se las lleva el viento, y las promesas y 'para siempre', vuelan mucho mejor.

    Un beso gris :)

    ResponderEliminar
  4. Anónimo1/3/11 13:59

    Por eso son más bonitos los hechos!

    ResponderEliminar
  5. las palabras solo sirven un segundo, luego desaparecen y se van!


    Un beso =)

    ResponderEliminar
  6. Las promesas es mejor callarselas, para no hacer daño, por mucho que ilusionen

    ResponderEliminar
  7. Pero la vida sin palabras sería triste y gris. Por lo menos se es feliz cuando en ese instante se dicen de corazón

    ResponderEliminar
  8. Todos pensamos que es para siempre, pero la vida se resquebraja en el camino.

    ResponderEliminar
  9. las palabras son como la arena, vuelan con el viento rápidas. Por eso hay que hacer que se atasquen en dicha arena o pegarlas con celo :)

    ResponderEliminar

Dime si sentiste algo al leer las palabras que salieron de mis labios. Puedes conseguir que sonría.