lunes, 11 de julio de 2011

I can't forget the memories, sorry.

Estaba tumbada en la cama con los primeros rayos del sol alumbrándome el rostro. Hoy era un día más, con la misma rutina de siempre lo que equivale a que nada bueno pasará hoy: perderé el autobús, cualquier tipo me tirará el café encima y me pedirá unas simples disculpas que eso no hará que la mancha de café se vaya de mi camisa, pero yo, con una sonrisa le digo <> y a continuación me cago en todos sus muertos. Y después (como estaba claro) apareces tú, en mi cabeza. Trayéndome todos y cada unos de los momentos que hemos vividos, y me llenas la cabeza de recuerdos que nunca olvidé, y que jamás podré olvidar.





6 comentarios:

  1. Me encanta.

    ¿Cómo va el concurso? :)

    ResponderEliminar
  2. Como todo lo que escribes, precioso!

    Un besazo bonita :)

    ResponderEliminar
  3. Olvidar nunca es fácil, pero tampoco imposible.

    ResponderEliminar
  4. Siempre tiene que venir esa persona a la cabeza...

    ResponderEliminar
  5. Anónimo11/7/11 6:59

    A veces es increíble como alguien puede meterse debajo de tu piel hasta el punto de no recordar como eran las cosas antes de que llegara.

    Me encanta casi tanto como tú ♥

    ResponderEliminar
  6. Me encanta, cielo.
    Y lo del dibujo, pues no sé, si tú quieres, jaja :)

    Un beso (L)

    ResponderEliminar

Dime si sentiste algo al leer las palabras que salieron de mis labios. Puedes conseguir que sonría.