viernes, 5 de agosto de 2011

Y la lluvia dejó la huella en tus pestañas.

El cielo se cubrió de nubes, podías escuchar cómo los truenos sonaban
cuando comenzó a llover. Una lluvia fina caía y una gran cantidad de agua te mojaba la ropa. El ruido de la lluvia chocar contra el suelo te gustaba. Tú, en medio de aquella calle descalza, mojándote todo el cuerpo, y sonríes, dándonos a entender que aquello te gusta y que no te importa que los transeúntes con paraguas te miren raro. Y piensas que deberían de tirar el paraguas y abrir los brazos, dejarse mojar, dejar que la lluvia se cuele entre los poros de su piel hasta enfriarse las costillas.




6 comentarios:

  1. Respondo a eso que dice si senti algo con tus palabras. Imagine la escena con sus detalles y me encanto, me enamore de este texto. Un baile magico bajo la lluvia helada... que hermoso escribis!
    Te invito a pasar por mi blog<3 y si queres darme tu opinion sobre una novela que estoy escribiendo. Besos!

    ResponderEliminar
  2. Justo ayer estaba sentada en medio de un parque cuando empezó a llover increíblemente fuerte :) Me quedé allí sentada, y fue genial ^^ No es la primera vez que lo hago...
    Es una casualidad que justo hoy encuentre este texto ^^
    Me ha encantado!
    Un beso! :)

    ResponderEliminar
  3. Siempre he querido hacer eso.Salir a la calle en medio de una tormenta y calarme hasta los huesos.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Tiene que ser una sensación increible :)
    Lo malo es el resfriado que te coges después..jaja
    Un abrazo bonita♥

    ResponderEliminar
  5. Me encanta la sensación que estás describiendo. Cuando el agua de la lluvia cae...
    Precioso texto ^^

    ResponderEliminar
  6. Las gotas de lluvia acariciándote las pestañas, es una de las mejores sensaciones. Y si abres los brazos, la carcajadas salen solas (:
    Precioso!

    ResponderEliminar

Dime si sentiste algo al leer las palabras que salieron de mis labios. Puedes conseguir que sonría.