lunes, 4 de julio de 2011

Pensaba que la muerte estaba en aquellos ojos.

Los rayos del sol se esconden tras los árboles, ya falta poco para que la luna salga y la ciudad sea completamente mía. Nadie jamás me llegó a ver el rostro entero ya que no hay muchas farolas que pudieses alumbrarlo. Sólo salgo de noche, o cuando falta poco para que el Sol se marche, como hoy. Es una manía que tengo desde que era pequeña, no me gusta cruzarme con personas, ni que me hablen para -al menos- preguntarme la hora. Odio al ser humano y no quiero mirarles a los ojos porque estoy segura de que si lo hago me quedo ciega el resto de mi vida.



foto aquí

7 comentarios:

  1. que bueno el relato!:)

    ResponderEliminar
  2. La foto es espectacular y el texto lo es aún más.
    ¡Un beso muy grande!

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante :)
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Ya te seguí por allí.
    Leí que te gusta Maldita Nerea ¿Fuiste al concierto que hicieron en Sevilla?? :D Yop sí, y me compré una camiseta! >.<

    Besos de purpurina, alicia.

    ResponderEliminar
  5. Quizás algún día, cuando levante la mirada, descubra que la muerte sólo está en aquellos ojos cuyos corazones están dominados por el odio.
    Un retalo genial :)

    ResponderEliminar
  6. A mi me pasa algo parecido, creo.

    ResponderEliminar
  7. Yo también odio al ser humano, creo que cada día soy más anti-social. Quizás acabé así.

    (Esto es para ti. Además de que me encantan tus relatos (y fotografías), siempre has tenido buenas palabras para mí, y no puedo pasarlo por alto^^. Gracias)

    http://imageshack.us/photo/my-images/820/dsc0075nz.jpg/

    Un abrazo enorme :)

    ResponderEliminar

Dime si sentiste algo al leer las palabras que salieron de mis labios. Puedes conseguir que sonría.