martes, 24 de mayo de 2011

Sus ojos le dieron luz a mi vida gris.

En esta vida he hecho tres cosas: ilusionarme, llorar y cagarme en ésta una y otra vez. Soy un tipo lleno de etiquetas, nunca me llamaron por mi nombre y es más, ni siquiera sé cómo me llamo. Cuando nací mi madre me clavaba sus pupilas en mis débiles ojos aún de color azul. Mi padre me apartaba de ella por miedo a que me hiciera algo; ella no me quería y nunca me quiso. Él, el único que me quería, murió de cáncer de garganta cuando tan sólo tenía trece años y ella se suicidó. Ya os podréis imaginar como fue mi vida desde entonces. Ojos ajenos me miraban con tristeza y yo, apartándoles la mirada me pregunta que qué cojones hacían mirándome si después se marchaban dejándome ahí tirado, ¿por qué mierda gastan saliva para decir tan solo << pobre criatura >> ? y marcharse tan rápido como un chasquido de dedos. Hipócritas de mierda. He sido un desgraciado y un infeliz toda mi vida, he pisado todas las calles de Madrid, de arriba a bajo buscando algo que llevarme a la boca, buscando alguien que diese trabajo a este chico mediocre, pero todas las puertas se cerraban en mis narices, lo más triste es que no se cerraban solas sino que un ser sin corazón la cerraba aún sabiendo que detrás de ella había un crío sin padres; la piedad parecía que no existía en aquella ciudad.
Cuando cumplí los veinte parecía que algo bueno llegaba a mi vida, era un jueves a las ocho y media de la noche si no recuerdo mal, cuando giré la esquina de un callejón y me topé con sus ojos. Nos chocamos y ambos nos quedamos quietos, mirándonos. Pero no dijimos nada y seguimos nuestro camino, dejando al destino que decidiera cuándo nos volveríamos a encontrar.
Hay algo que tengo claro y es que nunca olvidaré esos ojos color invierno, porque ellos dieron luz a mi vida gris.

10 comentarios:

  1. yo tampoco olvidaré nunca unos ojos negros que se clavaron en mi pupila y me desnudaron lentamente el alma. nunca podré dejarlos de ver allí a donde vaya.

    Dile a tu personaje, que si yo hubiera estado allí, de seguro que le hubiera abierto la puerta y arrullado por las noches.

    (amo tu manera de escribir de una forma incoherente)

    ResponderEliminar
  2. oohh, vaya.. me gustó mucho el texto :) Tienes una forma de escribir diferente. ¡Besos!

    ResponderEliminar
  3. increible me encanto, algo tan simple como una mirada nos puede llenar de vida!

    ResponderEliminar
  4. Una mirada vale mucho, tanto que puede cambiarlo todo.
    Me encanta, te sigo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. ME ENCANTA.
    Por lo que veo te van también las historias trágicas, me ha encantado como has descrito todo tío, eres buena. Un saludo, te sigo :)

    soy Marlene y mi blog es: http://marlenemtp.blogspot.com/

    no sé que pasa que no me deja entrar en mi cuenta y dejarte un comentario, así que te lo digo así
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Hay miradas que nunca se olvidan. ;)

    ResponderEliminar
  7. genial! :) qué hermoso encuentro :)) biquiñosssss

    ResponderEliminar
  8. me encanta este blog, es re original! un besito y suerteeeeeee♥

    ResponderEliminar
  9. viste cuando una persona pone me encanto, me toco, me llego realmente, lo qe escribiste fue hermoso y capaz qe ni siquiera leen lo qe pusiste o lo hacen para qe entren a su blog, bueno te puedo asegurar, qe es una de las cosas mas lindas qe lei de todos los blogs qe eh chusmeado, es triste, pero te toca de verdad, no se si habra sido tu historia real de vida o lo inventaste, pero la manera en la qe plasmaste todo es perfecta, y ojala el destino te lleve a esos ojos color invierno de nuevo :) un beso enorme :D sos un genio

    ResponderEliminar
  10. Hay miradas que consiguen llegar hasta el fondo de tu alma (L)

    ResponderEliminar

Dime si sentiste algo al leer las palabras que salieron de mis labios. Puedes conseguir que sonría.